Aceptación: “Tu primer paso para alcanzar cambios positivos”

aceptacion-blog

Hola amigos, hoy vamos a repasar la importancia del primer paso para alcanzar cambios positivos en la vida: la Aceptación.

El paso de la Aceptación se encuentra en el primer capítulo de mi libro “La Belleza de Saber Vivir” y lo considero vital comenzar para alcanzar crecimiento integral, porque muchas personas no han podido aceptarse como son, ni aceptar las situaciones por las que han pasado. Así se produce un estancamiento en el desarrollo integral del individuo y quizás parte de sus sufrimientos no se remedian por no poner en práctica el concepto de la aceptación.

La aceptación amigos, no es sinónimo de conformismo o de resignación. Tampoco es compasión, no es “así soy yo y así me quedo”, ni las cosas “son así y así se quedan”. Solo cuando me acepto a mi mismo o a otros, es cuando puedo enfrentar mis debilidades o la de los demás. Aceptarse o aceptar a otros, no significa que nos agrade del todo la manera en que somos o lo que hacemos, pero si implica asumir la realidad de las circunstancias con el fin de entender mejor el panorama, las dificultades, las desventajas y trabajar con las herramientas adecuadas para lograr cambios positivos.

En mi libro hice una asociación de mi metodología de los “9Pasos” con el GPS, le agregué la letra V convirtiéndolo así en mi GPSV: Guía Práctica para Saber Vivir. Con esta analogía cada uno de los “9Pasos” son caminos,por los cuales vamos a ir descubriendo las diferentes calles principales que los conforman. Esto nos permitirá conocer en profundidad el significado de cada calle y saber su importancia para poder, en un futuro “transitar” por cada calle con total seguridad y confianza de que lo puedes poner en práctica y obtener resultados positivos.

El camino de la aceptación tiene 3 calles principales la primera representa LOS CAMBIOS. Lo más importante es que cuando entendemos la importancia de la aceptación, estaremos más conscientes de que la vida siempre tiene CAMBIOS y no podemos huir de ellos. Muchos cambios son más positivos de lo que pensamos. Si vemos esos cambios con miedo nos salimos del camino principal y empezamos entonces a transitar por el peor de todos los caminos, EL TEMOR. Este camino nos paraliza y nos impacta en la actitud y en las decisiones que tomemos en la vida. El temor nos engaña, debilitándonos, nos roba las fuerzas necesarias para perseverar. Este camino nunca se aparta de nosotros, es por eso que necesitamos ignorarlo y si caemos en el, es esencial, rápidamente dar media vuelta y tomar el camino seguro.

La segunda calle es la ACTITUD POSITIVA, que solo se puede alcanzar y reflejar cuando aceptamos las situaciones que enfrentamos, a pesar de que no nos agraden. Sin aceptación es muy difícil tener una actitud positiva. La tercera calle que necesitamos recorrer es la HUMILDAD, es fuente de riqueza espiritual,  es fundamental cuando nos sacuden las agonías o tristezas. La humildad se conecta con el camino de la aceptación para comprender los momentos que se viven. Hay que dejar muy claro que la humildad no tiene nada que ver con la baja autoestima ni con la pobreza. La humildad es vivir y caminar con la verdad.

Recuerda, la manera en que nos veamos internamente reflejará quienes somos por fuera y como nos verán otros. Lo que piensas de ti, tiene gran influencia en lo que sucederá en tu vida y como dijo el Sabio Salomón: “El pensamiento en el corazón de la persona determina como es ella”

Elige Saber Vivir…. recuerda la clave es vivir mejor que ayer!