Queridos amigos, todos los buenos líderes tienen su pequeña receta de cómo ser exitosos y yo quisiera compartir con ustedes los ingredientes secretos, (que en la realidad, no son tan secretos).

Honestidad + Valores + Credibilidad = Buen Líder

Comencemos con la honestidad, esta cualidad expone la decencia del líder en la rectitud de sus acciones, ya que sus intenciones están por encima de sus propios deseos e intereses. Pero que es en realidad ser honesto? Es el valor de decir la verdad, ser decente, recatado, razonable, justo y honrado. Todas estas características son imprescindibles para un líder que desea comunicarse con la coherencia y sinceridad necesaria para ejecutar una función excelente para la comunidad.

Un gran líder sabe vivir con sus valores, es decir, aquellos principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. El buen líder coloca sus valores por delante de todos los problemas y de todas las personas. El líder antes de exigir a los demás respuestas claras de sus acciones, debe demostrar y reflejar una actitud honesta en su vida, como también en la propuesta de soluciones.

Pero la receta no funciona ni es completa sin la credibilidad. La credibilidad es una fortaleza que será útil tanto en nuestra vida personal como profesional, ya que impulsa nuestro crecimiento. No solo porque genera una estrecha relación de confianza con las demás personas, sino que a su vez, es premiada con la aceptación por parte del público.

Lo importante es saber que si no se combinan estos ingredientes no obtendremos los resultados que esperamos. Un buen líder no puede llegar a tener credibilidad si no le da importancia a sus valores. Para tener y mantener la credibilidad es fundamental tener valores y creencias. Esto es necesario para comunicarlo de manera efectiva a las personas a quienes pretenden captar e influenciar con sus principios. Un verdadero líder no pierde de vista nunca su credibilidad, sabe perfectamente en qué se fundamenta no solo su poder en el presente sino también en el futuro.

Elige SaberVivir… para ser un mejor líder!