gratitud

La Gratitud más que una simple palabra,es una actitud y una forma de vida.La gratitud hay que sentirla,hay que respirarla,incluso hay que transpirarla hasta que se haga parte integral de todo nuestro ser. La Gratitud es mucho más que dar las gracias, es un concepto elevado, se encuentra en un nivel más alto, tiene mayor octanaje, es como un combustible más potente que te permite recorrer una distancia mayor en la vida. En mi caso, ha formado parte de lo que soy, me ha permitido ver todas las bendiciones que Dios ha puesto en mi diario vivir a pesar de las circunstancias difíciles o tristes. Sin gratitud no podría prestar atención a las cosas que suelen verse pequeñas,pero que contienen un enorme valor espiritual que trasciende lo material.

La Gratitud, ha formado un escudo de protección mental y emocional que me ha ayudado a enfrentar los momentos más complejos por los que he pasado. La vida me ha confirmado que vivir agradecida tranquiliza, trae paz,es el propio lenguaje divino, es el medio por el cual Dios nos oye mejor. La Gratitud es clave para evaluar lo bueno y lo menos bueno,con mayor sentido y objetividad. La Gratitud en momentos de dificultad aleja los sentimientos de derrota que nos atacan y que crean grandes obstáculos en el camino que nos falta atravesar.

Nada de lo que ocurre es por coincidencia.Todo tiene una razón y aunque no lo puedas entender en el momento, existen motivos que indudablemente descubrirás en el tiempo. Todo tiene un porque, todo tiene una razón importante en tu vida o en la vida de otros. Cada momento se convierte en una enseñanza, lo lamentable es no reconocer la lección aprendida con la intención de ponerla en práctica en el futuro. Cuando agradecemos por lo que vivimos se nos olvida indagar si eso bueno proviene de Dios. No todo lo que parece bueno lo es, por eso es vital pedirle siempre a Dios que todo lo que venga a tu vida sea de El. Muchas veces el mal tiene planes para uno y estos vienen envueltos con un disfraz simulando ser buenos. Por eso cuando eres agradecido todo lo que vivirás serán Dioscidencias y no coincidencias.

Por otra parte, cuando las situaciones negativas arropan nuestra vida, es fundamental agradecerle a Dios por lo que El Si Puede hacer por uno en esos momentos de tristeza o sufrimiento. Por eso la Gratitud es una de las mayores virtudes que cualquier persona puede tener. Definitivamente cambia la perspectiva que tengas de tu vida, permitiéndote enfrentar las circunstancias difíciles que parecen irremediables, con un corazón lleno de las fuerzas necesarias para seguir adelante. La Gratitud a pesar de la batalla que estés librando, te permitirá tener la certeza de que si existen “posibles” y que los veras en un futuro.

Es importante entender que las pruebas nos permiten conocer como estamos por dentro, nos permiten medir con cuantos “Glóbulos de Gratitud” contamos para combatir al enemigo que nos ataca físicamente, mentalmente o espiritualmente. Ten presente que la Gratitud fortalece y minimiza el dolor, ya la ciencia lo ha comprobado, en otro artículo te hablare de sus beneficios en la salud.

La vida de principio a fin, es un solo combate y en cada enfrentamiento podemos poner a prueba cuán preparados o no estamos para el siguiente día. Dios esta librando la guerra por ti, lo mejor es que El siempre gana. El suministro para tu defensa está en la Palabra de Dios, que traspasa toda tu humanidad y te fortalece en tus debilidades,convirtiéndote en un guerrero de esperanza que nunca imaginaste ser. Por eso cuando los problemas te amenacen con sacarte hasta la sangre, recuerda que Dios te aprieta en sus brazos con Misericordia y Amor, mientras pasas por esa prueba!!!

Elige Saber Vivir….

Hasta la proxima, bendiciones!!!